www.maidenarg.com.ar || Iron Maiden Argentina 2015
La Comunidad Argentina de Iron Maiden.
Te invitamos a conocer detalles de la banda, las últimas noticias y novedades. Curiosidades, información, imagenes y descargas dentro de nuestro foro.
Registráte, y disfrutá del único sitio Argentino de Iron Maiden...
Up the iRonS!!!!!

Crónicas de los shows

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Crónicas de los shows

Mensaje por EnanoAkd el 27/5/2013, 6:24 pm

TODAS LAS ENTRADAS VENDIDAS
Iron Maiden conquista el BEC más 'heavy'
La legendaria banda británica rinde a 4.000 fieles en el concierto de Barakaldo, que abre la parte europea de su gira 'Maiden England'
27.05.13 - 23:03 - DAVID LÓPEZ | BILBAO



4.000 personas se entregaron esta noche a Iron Maiden en el BEC. La banda británica de 'heavy metal' abrió la parte europea de su gira 'Maiden England' tan solo 24 horas después de que la barbadense Rihanna hiciera lo propio. Y cumplió sobradamente. Salieron a escena puntuales y ya desde los primeros acordes rindieron a sus pies a los incondicionales que se dieron cita en Barakaldo. No es de extrañar, porque lo suyo era una apuesta sobre seguro.

La gira actual es una recreación de aquella de 1988 'Seventh Tour Of A Seventh Tour', que marcó el final del periodo clásico de la banda. Respetaron el espíritu original en la concepción del escenario, repleto de plataformas, pero hicieron uso de los avances tecnológicos necesarios para crear el artificio indispensable de un show de estas características: los efectos pirotécnicos y la iluminación.

En cuanto al repertorio, abrieron con 'Moonchild' y 'Can I play with madness'. Aunque el estallido popular se desencadenó con'The prisoner'; y las coreadas 'The trooper' y 'The number of the beast'; o la mítica 'Phantom of the opera', una de las piedras angulares de su primer álbum. 'Wasted years' sirvió de transición hacia la memorable traca final, en la que dieron buena cuenta de 'Aces high', 'The evil that men do' y 'Running free'.


Fuente

EnanoAkd
Administrador

Cantidad de envíos : 22579
Localización : Congreso
Fecha de inscripción : 16/03/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Crónicas de los shows

Mensaje por EnanoAkd el 28/5/2013, 11:52 am

Crónica y Fotos del concierto de IRON MAIDEN en el Pabellón del BEC! – Barakaldo, Bilbao

Lunes 27 de Mayo de 2013 – Pabellón del BEC! – Barakaldo, Bilbao

Recién llegado a casa después del viaje relámpago a Bilbao para ver a los MAIDEN en el inicio y presentación oficial de su periplo europeo del “Maiden England”, es de recibo ponerme inmediatamente a contaros lo vivido y cómo fue ese primer show. Lo primero que quiero hacer , una vez más, es echarle flores a un lugar tan impresionante como es el recinto ferial del BEC (que ya conocía de haber visto anteriormente a AC/DC pero entonces fue en otro pabellón anexo más grande y con graderíos). En este caso el concierto se había montado en una de las naves, pero en un espacio muy grande y totalmente diáfano, en el que además tuvieron la delicadeza de montar baños portátiles en un lateral, y en el otro lado puestos de comida y bebida, un puesto de merchan oficial (que también había otro a la entrada)… La nave/recinto en cuestión era bastante amplia pero se había acotado para “4000 personas” en principio, aunque finalmente estaríamos al menos unos 6000 seguidores para ver el concierto. Pero perfecto, en un recinto muy amplio, sin agobios, sin problemas excesivos para entrar o salir y colocarnos más o menos dónde quisiéramos para ver (y escuchar) el show de maravilla desde cualquier posición. Por cierto, hay que decir que IRON MAIDEN llevaban varios días en Bilbao poniendo a punto el show, probando todos los detalles del espectáculo y ensayando ellos mismos de cara a la intensa y exigente gira europea que comenzaba precisamente en el BEC… a modo de ensayo final/general, vale, pero concierto en toda regla y 100% completo y con toda la parafernalia e impresionante espectáculo que nos trae esta gira tan especial.

Me encantó el ambiente desde el principio, a modo de show especial, de tarde/noche de concierto grande, y desde las primeras horas de la tarde ya estaba el BEC y los bares de alrededor literalmente rodeado por heavies de todo tipo y venidos además de muchos lugares, no sólo de Bilbao y alrededores como es lógico. Así, por ejemplo me llamó la atención que había muchos franceses (algo lógico porque les pilla cerca), pero también alemanes por ejemplo, y luego gente de España de muchos lugares, que tuve la ocasión de juntarme y departir con amigos y conocidos de Madrid, Valladolid, de todo el País Vasco, Barcelona…, que no queríamos perdernos este arranque de gira. De todos modos, lo que está claro es que esta gira ha atraído de nuevo a los viejos fans, o muchos que llevaban sin duda años sin ir a verles pero que en este caso, y encima rememorando aquella gira tan especial del 88, no han querido perderse la oportunidad de volver a ver a sus MAIDEN de siempre.

No he comentado sobre los teloneros aún, los también británicos VOODOO SIX, que les van a acompañar en toda la gira europea y, bueno, gustaron aunque me parecieron un tanto monótonos con su hard rock clásico pero en cierto modo modernizado y metalizado. Por momentos me recordaban a UFO, en otros a PEARL JAM pero sonaban más pesados y cañeros en general. Pero gustaron como digo, y eso que empezaron muy pronto (que no eran aún las 19:30) y todavía había aún mucha gente fuera o entrando. Con un juego de luces, montaje y sonido obviamente muy inferior al que luego veríamos con los jefes, pero demostraron ser buenos músicos, especialmente me gustó el batería, y tener buen gusto musical y tablas (que todos los miembros eran ya veteranos del rock), aunque por otro lado no me parecieron ni a mí ni a nadie una banda de primer nivel como sí han podido ser en otras ocasiones gente como GAMMA RAY o MEGADETH que han venido en giras “recientes” con ellos. Tiempo al tiempo, pero MAIDEN siempre se han caracterizado por dar buenas oportunidades a bandas amigas y allegadas pero casi nunca han acertado en el sentido de ser grupos que luego hayan llegado muy arriba, por algo será… Pero vamos, un telonero perfectamente válido e interesante (aunque bastante desconocidos para la mayoría) que nos sirvió de calentamiento para lo que el 99,9% queríamos ver esa noche.

Pero vamos con el show principal que era lo verdaderamente importante… Ya sabéis que se trata de la recreación del legendario “Seventh Tour of a Seventh Tour”, y de aquel “Maiden England” del 88, como testimonio de una de las mayores y mejores giras de la banda. Alternando MAIDEN de manera muy sabia cada dos años giras nuevas con “viejas”, en este caso tocaba homenajear uno de los períodos más gloriosos y uno de los montajes más espectaculares de su historia. Y vale que desde hace muchos años el grupo ha optado por ir recreando ambientación de cada canción con telones, pero no penséis que el montaje no está a la altura porque es impresionante. Sorprendía ver un juego de luces enorme (que luego quedaría claro que iba a ser clave en el show y además con partes móviles, luces de todos los colores -aunque predominaran lógicamente azules y verdes en este caso-, bloques que subían y bajaban, lásers…). También la estructura de escenario, la habitual en MAIDEN desde hace años (alargada y con dos “brazos” laterales hacia el público, además de varios “altillos” por los que pasea Dickinson, aunque esta vez la batería de Nicko estaba en el centro pero a la altura del escenario base), está mejorada con toda la decoración “helada” del “Seventh son”, con todos los Eddies anteriores dibujados y congelados en la ambientación y telones y, sin ser tal vez tan espectacular como la original está muy, muy lograda.

El escenario y producción de esta gira tiene muchos detalles extras que luego iríamos descubriendo durante el show a modo de pirotecnia, fuego, esculturas, unos espectaculares Eddies (que ya no son hinchables sino unas figuras de cartón piedra pero con un realismo y perfección que yo no les había visto hasta ahora…) que no podían faltar… Además, tienen un par de pantallas laterales por las que, aparte de las obvias imágenes del concierto en sí, en momentos puntuales como la intro o ciertos temas iban ofreciendo imágenes relacionadas con la canción en sí, parte de su videoclip original y cosas similares, sencillo en este sentido pero muy efectivo. Y los grandes telones son nuevos, pintados para la ocasión y ofreciendo unas imágenes de los respectivos Eddies congelados o actualizados (como en el caso del nuevo “Trooper” o la impresionante mirada del Eddie del “Final frontier” ambientando “The number of the beast”) que están sin duda al nivel que se le presuponía a esta gira y a una banda de la categoría ya inmortal de IRON MAIDEN.

Me falta hablar de ellos en sí, y por un lado está claro que ya no tienen 20 años, pero es impresionante verles en tan buena forma y dominando el escenario como sólo ellos saben hacerlo. Es claro que Steve Harris que no corre tanto por el escenario como antaño (aunque no puedes dejar de mirarle en esa pose tan típica suya moviendo los pelos, pie en alto, cantando todos los temas y ametrallándote con su bajo), que Nicko McBrain no le pega tan fuerte ni se muestra tanto tras la batería (entiendo que ahora tiene que estar más concentrado), o que se hace extraño ver a Dave Murray con ese horrendo corte de pelo de señora mayor… pero cuando acaba el concierto la sensación es que están de maravilla y que has visto un conciertazo con un derroche físico y técnico de los músicos fuera de serie. Janick Gers, a día de hoy, es una parte más importante dentro del show y del espectáculo, que en lo musical. Y sí, me encanta verle con sus pintas de heavy de toda la vida, con mallas, cinturón de balas, zapatillas blancas de bota y demás, pero los que están en primera línea y hacen todos los solos y melodías son Dave Murray y Adrian Smith (que están en una forma espectacular, por cierto), y él está de mero acompañamiento… aunque desde hace 25 años con ellos, también es cierto.

Y no me olvido de Dickinson, que es cierto que empezó flojo con “Moonchild” (aunque estaban acoplando sonido aún) pero de repente se empezó a crecer y crecer y nos volvió a dejar alucinados sin parar de correr y saltar, cantar realmente bien y siendo el frontman y protagonista que ya es leyenda y referencia absoluta del heavy metal. Con el pelo un poquito más largo incluso, y cambiando de vestuario, ofreciendo una teatralidad en momentos puntuales que me encantó, y sobre todo cantando muy bien, aunque ya no tenga la potencia y sobre todo la agresividad vocal de antaño, eso es obvio, pero es puro carisma, profesionalidad y personalidad. De hecho, tengo que decir que de los vocalistas grandes y clásicos es el que mejor se conserva y mantiene, sin duda… aunque de vez en cuando el ímpetu le juegue alguna mala pasada, resbalón incluido, jeje. Y en Bilbao hay que tener en cuenta que era el primer concierto de la gira y aún no estaba rodado (incluso se fue de tono en “Wasted years” y se le olvidó un poco la letra final de “The evil that men do”, algo que no es habitual en él pero estoy convencido que en Sonisphere esto no va a pasar). Pero más sabe el diablo por viejo que por diablo, y además supo ganarse al público más duro haciendo referencias a que saludada en castellano porque no sabía decir nada en euskera o siendo tan espontáneo, curtido en mil batallas y experimentado como tantos años en la carretera le han permitido. Muy grande, en forma y con un encanto que sigue teniendo que no pasa desapercibido, ¡qué tío!

Finalmente hablo del setlist, centrado lógicamente en aquella gira del “Maiden England” aunque han incluido un par de referencias a “Fear of the dark” como son el propio tema título y la gran sorpresa de “Afraid to shoot strangers”, uno de mis temas favoritos de siempre. Eso sí, hay que decir que me hubiera parecido mucho más adecuado quitar las dos (por mucho que nos gusten) e incluir “Infinite dreams”, “Hallowed be thy name” y “Stranger in a stranger land”, imprescindibles de aquella gira, amén de tres de las canciones más importantes y especiales para los viejos fans de la historia de la banda. Pero bueno, el set list fue el base que ya han hecho en Estados Unidos y que imagino que será común en toda la gira europea, y os aseguro que lo vamos a disfrutar, mucho. La única “pega”, si se le puede llamar así, es que se hizo algo corto, como hora y cuarenta y cinco minutos en total, pero incluyendo la intro de UFO y la outro de Monty Pythons (incluso con incertidumbre de si iban a volver a salir con todo el recinto gritando enfervorecido “otra, otra” y como dos minutos que estuvieron con el escenario encendido y las luces del “pabellón” aún apagadas).

¿Momentos álgidos? Muchos, y en parte obedece a los gustos personales de cada uno, pero sin duda “Seventh son of a seventh son” es el sorpresón de la gira y uno de los momentos más grandes del show, en la parte central del repertorio y con mucha teatralidad, ambientación y una interpretación espectacular. Luego, está claro que clásicos como “The trooper”, “Run to the hills” o “The number of the best” (con una escenificación grandiosa y unas luces rojas realmente tétricas) son siempre caballo ganador, además de un “Iron Maiden” inmortal y además rematado con la aparición de Eddie en la parte trasera pero al modo de la portada del “Seventh son”, con luces, movimiento y fuego incluido, no digo más (bueno sí, ¡impresionante!). Luego yo tengo debilidad personal siempre con “The evil that men do”, y a tenor de la reacción general no soy el único, y es que fue muy emocionante y otro de los puntos más altos de la noche sin duda. Igual que “The clairvoyant” con todo el recinto botando o “Fear of the dark” con TODO el público coreando las melodías, que tiene que poner los pelos de punta escuchar esto desde el escenario. Como sorpresas en el set, quizás “The prisoner” fue otro de los temas diferentes que más gustaron, o “Aces high” abriendo los bises (aunque a Dickinson se le haga un poco cuesta arriba… aunque luego el grito final se debió escuchar hasta en Santurce) y ese final con “Running free” que es imposible que no te mueva el cuerpo y te haga corear.

Permitirme terminar aquí sin desvelar más sorpresas o los momentos puntuales y/o detalles concretos de cada momento y canción del show, que entiendo que muchos de los lectores querrán mantener la ligera incertidumbre de no saber qué se van a encontrar exactamente en los respectivos conciertos en Madrid y Barcelona del fin de semana en Sonisphere. Y para los que quieran saber más, mucho más, supongo que en Youtube ya habrá colgados muchos vídeos del concierto de ayer… Lo que sí quiero decir es que me encanta “reencontrarme” y reconciliarme incluso con mis MAIDEN de siempre, los de los picos en el logo y las canciones inmortales. De hecho, no me da miedo reconocer que mi expectación fue de menos a más e incluso me emocioné como hacía tiempo que no lo hacía viéndoles esta vez, lo que no me esperaba a estas alturas, pero al final Eddie y la Doncella te atrapa irremediablemente (al menos en este tipo de giras). Y sí, en los festivales serán grandes y triunfarán rotundamente seguro, pero la magia y la “intimidad” y cercanía de verles en un recinto así y en un concierto de este tipo no tiene precio.

En definitiva, lo disfruté mucho y espero que todos vosotros hagáis lo propio en Sonisphere. Y que vuelvan los grandes espectáculos a las bandas grandes, por favor… ¡Bien, muy bien!


Texto: David Esquitino

Fuente con una bocha de fotos

EnanoAkd
Administrador

Cantidad de envíos : 22579
Localización : Congreso
Fecha de inscripción : 16/03/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Crónicas de los shows

Mensaje por MaidenSlave666 el 28/5/2013, 12:53 pm

Gracias Enano.

MaidenSlave666
Colaborador

Cantidad de envíos : 6765
Edad : 22
Localización : Rosario
Fecha de inscripción : 15/03/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Crónicas de los shows

Mensaje por Cuervometalico el 29/5/2013, 8:46 am

IRON MAIDEN: REGRESO A UN PASADO GLORIOSO

BEC, Barakaldo

Barakaldo, y por ende Bilbao, se llevó el premio gordo de acoger un concierto ‘íntimo’ de la doncella de hierro en la gira de presentación de “Maiden England”. Los británicos habían recalado en la capital vizcaína para realizar los ensayos del inminente tour europeo que les llevará a encabezar el festival Sonisphere el viernes en Madrid y el sábado en Barcelona. Han estado cerca de una semana en Barakaldo realizando la puesta a punto del escenario, que culminó con un concierto ante los incondicionales de la banda.

Las entradas salieron a la venta el pasado mes de marzo y se agotaron en apenas diez horas, una locura colectiva que sólo las bandas más grandes consiguen generar. Hubo hasta quien se apuntó al club de fans de Iron Maiden para optar a las ventajas de las preventas que tienen los socios. La razón es que no se trata de una gira más, tal como habían realizado en Norteamérica el pasado verano, los ingleses venían a presentar el CD y DVD “Maiden England”, todo un salto en el tiempo que les devuelve a la época del “Seventh Son Of A Seventh Son” de 1988 y que entonces se plasmó en VHS.

Muchos de los presentes en el pabellón 2 del BEC mantenían en su retina el recuerdo de una cita clave de su adolescencia. Fue en la plaza de toros de Pamplona cuando esta gira de Iron Maiden sucedió por primera vez. Era septiembre de 1988, la doncella encabezaba el Monsters Of Rock con bandas de la talla de Metallica, Helloween y Anthrax. Ahora, un cuarto de siglo después, tenían la oportunidad de revivir nuevamente aquel escenario helado que seguro perdura congelado en sus memorias. Pero primero había que presenciar a los teloneros.

Dave Murray y Adrian Smith (Iron Maiden)Fieles a la costumbre de apoyar a compatriotas deseosos de que les llegue la gran oportunidad, los encargados de calentar el ambiente fueron Voodoo Six, recomendados expresamente por el propio Steve Harris y que sufrieron en sus carnes los inconvenientes de telonear a estrellas de tal magnitud. El sonido careció de la pegada suficiente para impresionar a un respetable no muy dado a innovaciones y que en ocasiones acusó el forzado clasicismo de sus componentes. Con un álbum, ‘Songs To Invade Countries’, que salía a la venta ese mismo día, el ímpetu se quedó en una mera incursión nocturna con alevosía, pues se les notó un tanto perdidos en un escenario que se antojaba inmenso cual océano. Tuvieron su momento de gloria, sin duda, pero los astros no estuvieron de su parte.

Los 4.000 espectadores, según cifras oficiales, parecían pocos al presenciar un abarrotadísimo pabellón, en el que los fans se hacinaban ante un enorme escenario con dos grandes pantallas. Tras quince minutos de retraso, las luces se apagaron mientras comenzó a sonar el mítico “Doctor Doctor” de UFO y Barakaldo comenzaba a soñar en clave Maiden. “Moonchild”, el tema que abría “Seventh Son Of A Seventh Son”, fue el encargado de comenzar las hostilidades. Bruce Dickinson lucía una levita, tenía el cabello un poco más largo de lo habitual y corría como un poseso sobre la pasarela del escenario, inmerso en una orgía lumínica de gran intensidad. Apenas unos metros más abajo, la banda ejercía su papel siempre capitaneada por el poderoso bajo de Steve Harris. Sin tregua, el pabellón entero se puso a cantar “Can I Play With Madness”, el que fuera el single de aquel álbum esencial de 1988, mientras unas proyecciones gigantescas recreaban las diferentes personificaciones de Eddie, la mascota que siempre ha jugado un papel vital en directo.

“The Prisoner” fue uno de los momentos culminantes de las primeras estribaciones del show mientras “2 Minutes To Midnight” desató una auténtica explosión de júbilo entre las huestes de los británicos. Prácticamente sin tregua y a destajo habían sonado las primeras canciones de la noche. Las sensaciones estaban siendo muy buenas, tanto por la forma física del sexteto como por la impresionante colección de clásicos que estaban desgranando. Como punto negativo habría que mencionar que el sonido no era todo lo nítido que se esperaba, especialmente cuando llevaban varios días preparando el show en este mismo recinto.

Bruce puso la calma al presentar el in crescendo “Afraid To Shoot Strangers”, una de las dos canciones que interpretaron del “Fear Of The Dark”, el único disco que recordaron posterior al “Maiden England” original. Fueron las canciones más nuevas que sonaron y tienen ya la friolera de 21 años. Blandiendo la famosa union jack y embutido en la mítica casaca roja, Bruce corrió poseído al tiempo que “The Trooper” recuperó la energía como un gran resorte.

Steve Harris (Iron Maiden) Steve Harris, además de Bruce, era el que más correteaba sobre el escenario sacudiendo su sempiterna y característica melena. Entre los tres guitarristas, era Janick Gers, como siempre, el que se mostraba más dinámico. Tanto Dave Murray como Adrian Smith estaban más concentrados en las seis cuerdas.

Con “The Number Of The Beast” comenzó a desplegarse la impresionante colección de Eddies que tienen los Maiden. Emergió uno sobre la plataforma como si estuviera haciendo yoga. Los fans estaban asistiendo a parte de la banda sonora de su vida desgranada clásico a clásico prácticamente sin descanso. “¡Scream For Me Bilbao!”, gritaba la sirena Dickinson, quien tuvo recuerdo para los seguidores de San Sebastián, donde antaño tocaban con mucha asiduidad.

Echaron la mirada hasta el primer disco con un espectacular “Phantom Of The Opera” cuya musicalidad sigue sorprendiendo tantos años después. En “Run To The Hills” Bruce se encumbró nuevamente como protagonista en una de sus mejores interpretaciones de la noche. Un Eddie de más de tres metros y vestido de soldado británico hacía de las suyas entre los músicos de Maiden mientras el solista se desgañitaba desde la pasarela.

“Wasted Years” fue el único recuerdo a “Somewhere In Time” y el preludio a una de las mayores cimas del show: “Seventh Son Of A Seventh Son” con más de diez minutos de auténtica intensidad en la que un Eddie gigante dominaba una escena en la que destacaba la irrupción de un enigmático organista. Los coros de una audiencia entregada subieron muchos grados la intensidad de la velada.

“The Clairvoyant” y “Fear Of The Dark” mantuvieron la magia en un concierto en el que no había ni un segundo de respiro. Luces, fuegos artificiales, fogonazos por doquier y un Eddie gigante confluyeron en un fin de fiesta con “Iron Maiden” y el BEC gritando al unísono.

El discurso de Churchill abrió los bises con “Aces High”, una tesitura difícil para un Bruce que se había desfondado en todo el concierto. Hasta llegó a caerse en una de las carreras levantándose con gracia y energía. No llegó a los mayores agudos, pero poco se le puede reprochar a uno de los frontman por antonomasia del heavy metal en general. “The Evil That Men Do” fue el quinto tema del “Seventh Son Of A Seventh Son” que interpretaron y un gran colofón rematado por “Running Free” y el pabellón botando sin parar.

Se pueden poner muchas pegas a la actuación; que si el sonido no fue todo lo bueno que merecía una cita de tal calado, que si Bruce no estuvo perfecto en todo momento, que si la banda está comenzando a coger rodaje… Todo eso queda en nada al haber asistido a un concierto de Iron Maiden en un pabellón en lugar de los masivos festivales y de haber escuchado 17 clásicos inmortales, uno tras otro, sin un minuto de descanso tras una hora y tres cuartos de actuación. Fue como coger una máquina del tiempo y regresar a un pasado glorioso, no sólo de Iron Maiden sino del heavy metal en general.


Fuente: http://www.mariskalrock.com/index.php/2013/05/29/iron-maiden-regreso-a-un-pasado-glorioso/

-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-


Cuervometalico
Moderador

Cantidad de envíos : 11856
Edad : 39
Fecha de inscripción : 01/01/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Crónicas de los shows

Mensaje por Kevin25 el 29/7/2013, 5:52 pm


LTA fanáticos del pop
3Votar


29 julio, 2013





Aunque pongan un ejército de Lady Gagas enfrente, el rock siempre es más fuerte. Ahora tenemos números para demostrarlo. Es que de acuerdo con el ranking Hot Tours que elabora Billboard Iron Maiden es el grupo que más recaudó durante el verano del hemisferio norte. Con Maiden England la banda vendió un total de 19 millones de dólares en entradas a sus shows. Atrás quedaron Taylor Swift y Justin Bieber.

Iron Maiden -en el período que se tomó para calcular el ranking- pasó por siete países, realizó 14 recitales para un total de 259.298 espectadores. Y seguramente las cifras sigan creciendo porque la gira por Europa todavía no terminó. Esta leyenda del rock termina su paseo por el Viejo Continente en Inglaterra a principio de agosto con dos shows en Londres.

En segundo lugar en recaudación quedó Taylor Swift con 18,2 millones de dólares en su gira por Estados Unidos. En tercer lugar quedó Justin Bieber que vendió 5,6 millones de dólares en entradas.

Iron Maiden va a cruzar el charco después de los shows en Inglaterra y dará varios shows en Estados Unidos junto a Megadeth. Posteriormente seguirá por América Latina donde seguirá la gira con Slayer. El 27 de septiembre tocan en el estadio de River.

Kevin25
Nivel 9 - Aces High

Cantidad de envíos : 882
Localización : Merlo Bs As
Fecha de inscripción : 12/06/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Crónicas de los shows

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 6:45 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.